martes, 5 de abril de 2011

"Cuando lo menos malo se corrompe, se convierte en lo peor"...(Cicerón)

Política:Autor del Blogger/Tomás E. Montás



Leonel Fernández:

¿Lilís del siglo XXI?





(Este es un artículo escrito por Valerio Lara y publicado en el diario digital 7 días.com.do que se ofrece en este Blogger, a propósito del momento político por el que atraviesa la Nación con vistas a las elecciones presidenciales de mayo del año próximo).



"El llamado Partido Azul fue una entidad política liberal y nacionalista, la cual tuvo su momento culminante bajo el liderazgo de Gregorio Luperón y otros protagonistas de la gesta restauradora. Careció de estatuto, directiva, asamblea formal, ni mucho menos padrón partidario, tal como se concibe en un partido "moderno", tal el PLD. Su ideario fue intuitivo, pero muy distinto al de los caudillos de la primera república, Pedro Santana y Buenaventura Báez. Su simbolismo azul data de la cruenta Revolución del 7 de Julio de 1857, durante la cual los cibaeños formaron su propio gobierno con sede en Santiago, en contraposición al de Buenaventura Báez. Tal ruptura fue motivada porque en mayo de ese año Báez cometió uno de los peores fraudes financieros de la historia nacional, mediante emisiones monetarias fraudulentas, las que engendraron una crisis de divisas y un proceso de devaluación que provocó pérdidas a los tabaqueros y comerciantes cibaeños. También formaron su propio ejército al mando de Luis Franco Bidó, cuyas tropas usaron cintas azules colgadas de sus sombreros, para distinguirse de los fieles baecistas, los cuales vestían sombreros con cintas rojas. En el aspecto institucional, convocaron a elecciones de diputados constituyentes, los cuales aprobaron la Constitución de Moca (febrero 1858). Este nuevo texto rechazaba la Constitución santanista-baecista de diciembre de 1854, la cual concedía al presidente dos periodos consecutivos de 6 años cada uno, sin elecciones; así como poderes absolutistas plasmadas en su numeral 22 del art. 35 ( antiguo art. 210 de 1844). Las tropas de Báez resistieron el cerco militar a la ciudad de Santo Domingo del cibaeño Franco Bidó. Por eso, el alternativo gobierno azul facilitó el regreso del exilio de Pedro Santana, quien sobrepuso su liderazgo militar y tomó el control completo de la capital el 21 junio de 1858, mediante una negociación con Báez, quien salió al exilio, pero con el botín acumulado durante su tortuosa gestión gubernativa. Además, el 27 de julio de 1858 Santana dio un golpe de estado al gobierno azul y al mismo tiempo restauró su Constitución decembrina de 1854. Así se inicia el proceso hacia la anexión de la República Dominicana a España, el cual culmina el 18 de marzo de 1861. Le correspondió a los mismos líderes cibaeños auspiciar la guerra popular de la restauración de la independencia, en la cual fue pionero en el campo militar el General Santiago Rodríguez, quien dirigió el Grito de Capotillo, el 16 de agosto de 1863. A pesar del protagonismo azul durante la apoteósica victoria restauradora, la oligarquía sureña consolidó de nuevo su preeminencia en el dominio del Estado, bajo el liderazgo de Báez, quien asumió su tercera presidencia en 1865 y luego su más emblemática gestión gubernativa de 6 años, en el periodo 1868-1873. Fue en ese tramo que se "alquiló" la bahía de Samaná, se concertó el empréstito fraudulento Hartmont y se intentó la anexión de RD a USA. El periodo 1879-1886 se conoce como el de los gobiernos azules, el cual inicia con la presidencia provisional de Luperón. Luego este auspicia los gobiernos subsiguientes del padre Fernando Arturo de Meriño y de Lilís. Así inicia la Era del general Lilises. El perfil de ese dictador es complejo: inteligencia, varios idiomas y popularidad. El azul para él fue sólo un trampolín para gobernar como rojo. Traiciona no sólo a Luperón, sino uno de los fundamentos constitucionales del liberalismo: el voto universal y directo. Lilís fue un factor determinante para la división y lucha cruenta entre azules, la cual culmina con la fallida Revolución de Moya en 1887. Establece alianza con el baecismo en decadencia y permanece en el poder a sangre y fuego. Si hay signos inolvidables de los 12 años de Lilis (1887-1899) fueron el fabuloso crecimiento de la deuda pública y el posicionamiento de la Santo Domingo Improvement como acreedora de ella, las descontroladas emisiones monetarias y la hipoteca de las aduanas dominicanas. Uno de los aspectos más luminosos del gobierno de Lilís fue la construcción del ferrocarril Central Santiago- Puerto Plata. La gestión de esta obra estuvo a cargo de la Santo Domingo Railways Company, un testaferro de la Improvement. Su gestión financiera fue tan espuria que los historiadores aún tienen la interrogante si aún surgirá algún extranjero reclamando ese fantasma infraestructural del que sólo queda una antigua estación en Puerto Plata. Santana, Baez y Lilis fueron los sepultureros de la economía cibaeña, la más promisoria de la economía nacional, la cual se fundamentaba en la producción de tabaco, el comercio exterior y luego en una emergente industria azucarera. El predominio del ideario rojo es muy notable durante los 167 años de vida republicana. Sus características básicas no sólo surgieron de conservadores convictos y confesos, tales como el hatero Santana, el afrancesado Báez, el guardia Trujillo o el ilustrado Balaguer. Del ámbito liberal surgen Ulises Hereaux y Leonel Fernández, quienes establecen alianzas con rojos decadentes y adjuran al fortalecimiento institucional, para pena de Luperón y Juan Bosch. Todos ellos abarcan 102 años de vida republicana caracterizada por caudillismo, subterfugios constitucionales, la prevaricación, absolutismo y el relajo del Estado de derecho. Además indujeron a 12 años de gobernación extranjera. Los panegiristas de las dictaduras rojas acreditan a éstas orden, monumentalismo, desarrollismo, destino manifiesto y la sustentación de un Estado moderno. Sin embargo, en el periodo 1844-1899 se sucedieron 40 gobiernos o juntas gubernativas, una anexión, decenas de guerras civiles y una guerra popular restauradora. Durante ese periodo cayeron fusilados como "traidores a la patria" Los hermanos Puello, Fco. del Rosario Sánchez, María Trinidad Sánchez y decenas de opositores. En ese tramo histórico, el 90% de los presos, lo fueron por motivaciones políticas. Como ironía de la historia, Trujillo fue quien desmanteló el ferrocarril Central cibaeño para reusarlo en las vías de comunicación que sirvieron a la expansión de sus negocios en la industria azucarera, en 1950, como epitafio histórico contra los azules cibaeños. Lo de un Estado "moderno" es muy relativo, puesto que aún en el 2011 predomina la percepción de que la Constitución, no sólo es un pedazo de papel, sino que ahora enfatizan que es "del papel que viene en rollo". En esa hilera de gobiernos rojos, Lilís y Leonel son los únicos que renegaron a sus principios azules para gobernar bajo el crisol de rojos decadentes, aquellos baecistas, estos reformistas. Tal vez los azules requieran más articulación, coherencia y unidad de propósitos, si quisieran asumir en forma sostenible el dominio del Estado. Y resguardarse de que no surja un Lilís del siglo XXII




Opina sobre esta noticia



De: Paulino Acosta, Hinesville, Ga, No es que falten hombres como expuso una dama, si no que a la juventud las tienen adoctrinada y los viejos estamos hechos leña. Van a pasar muchos años en que estos gobiernos y sus allegados, se roben, estafen y vendan el pais sin que les importe nada... SOLO DINERO, hasta que surja un hombre de verdad que ponga todo en su lugar. Pero, dónde está ese hombre, yo no lo sé, pero dice el dicho: "NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS, NI CUERPO QUE LO RESISTA". De: Nombre Ursula, Ubicación Ciudad Salgan hombres a defender la Patria, apriétense los pantalones y déjense de bla-bla-bla, que lo que pasa aquí es que los hombres probos y valientes ya están muertos!!!!!!! De: Joseph, Santo Domingo Interesante su escrito. Le felicito. Es así, tal y como está planteado, Leonel ha propiciado un deterioro institucional cuyas consecuencias no estan siendo previstas en este momento. De: Pedro, Arroyo Hondo II Fíjense que el color del partido es el Morado. Juan Bosch en su "Composición Social de la República Dominicana" habla ampliamente de ese transfugismo y del cambio de colores de las las ideologías. Lo que tenemos es un diletante camaleonico usando los recursos del Estado en su provecho y en el de una cleptocracia que de ninguan manera quiere abandonar su zona de depredación que es el estado dominicano. En el PLD no hay ideología, lo único que hay es inmesa hambre de dinero y bienestar que hasta hace poco no disfrutaron. y la simbiosia entre corruptos implica la permanencia en el poder de la cabeza de familia mafiosa, El Padrino De: Nadil Lopez, Yonkers N. Y. Sorpresa para mi que Leonel Fernández de la noche a la mañana, no importa que fuere senalado por el profesor Bosch, se corvirtiera en presidente de la República. Y me preguntaba donde estaban , los intelectuales y profesionales brillantes que habia conocido. Desgraciamente todo indica que prefirieron ser obervadores que actores. Como ciudadano comun no me eximo de responsabilidad. Estupidamente abandoné mi tierra y obviamente un transfuga ocupó mi espacio. Esta es una autocrítica. Otros se quedaron y permitieron el desastre de hoy.Creo firmemente en un Frente Nacional. Volver al 1844. A la Restauracion, al Capotillo, o a cualquier otra gesta gloriosa que nos guie a otra REPUBLICA DOMINICANA.



Buscar este blog

PELANDO EL PLATANO

Páginas vistas en total

CLAVE digital :: Principales