lunes, 25 de julio de 2011

Para el dominicano que busca el bienestar, el secreto del abismo está en que este presente no puede ser nuestro futuro...

Política: Autor del blogger/Tomás E. Montás

 ¿Para donde es que vamos?

El crecimiento económico de un país si no se traduce en empleos, justicia social, educación y salud, que da bienestar a la gente, no sirve más que para aquéllos que no pagan impuestos, en tanto disfrutan de los servicios sin aportar al Producto Interno Bruto (PIB) como sostén del Estado.
Todo eso va  en detrimento de quienes tienen sobre sus hombros el yugo de la tiranía impositiva, que sumerge en la miseria a los que no disfrutan del oropel de riquezas de los que detentan los poderes públicos. 
Y como hay una justicia más grande que el hombre, conforta saber que los malvados habrán de ser juzgados, aún sea más tarde que nunca y más allá.
Mientras préstamos e impuestos gobiernan el país y una gran crisis acogota a todo el mundo, es una ofensa decir que uno está bien.
Del cuero sale la correa y el pueblo no aguanta esta pela, pues no es viable este estilo de vida de la mayoría de los dominicanos.
Un alegado crecimiento económico es predicado en las esferas del gobierno y, se riposta, que de que vale eso si impera el hambre y el padecimiento de necesidades que arriman a la pobreza y a la mayor miseria…
Y, aún así, ¿E’Palante que vamos…?



Buscar este blog

PELANDO EL PLATANO

Páginas vistas en total

CLAVE digital :: Principales