viernes, 28 de octubre de 2011

"En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento", Albert Einstein

Política: Autor del Blogger/Tomás E. Montás

Cuidado, mucho cuidado
aqui hay que jugar limpio


(El abogado y locutor Jorge Herrera  (Jorgerrera15@hotmail.com) en su columna MI VOZ ESCRITA, que publica en el periódico vespertino El Nacional, pone de resalto la sospecha pública sobre el papel que juega el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), doctor Roberto Rosario Márquez, en cuanto tiene que ver con medidas que asume en el organismo atinente al proceso que se desarrolla con vistas a las elecciones presidenciales del 20 de mayo del año próximo que, según como deriva su protagonismo, ofrece signos de deber obediencia a designios peligrosos sobre su postrero resultado, propensión que provocarían  fallos que pudieran desconocer la voluntad popular si no favoreciera a sus patrocinantes.   
"Este país, fallido desde el fracaso de la proclamación del “Estado Independiente del Haití español” que hiciera José Núñez de Cáceres, el primero de diciembre de 1821, y que duró apenas nueve semanas, no ha sucumbido de manera definitiva, gracias a la Divina Providencia. No tengo duda de que a partir de ese infausto hecho, Dios ve a los dominicanos con ojos de piedad.
No obstante, la razón fundamental de aquella frustración está latente, y es la falta de solidaridad. José Núñez de Cáceres tuvo que recurrir sin éxito a Bolívar, ante la indiferencia de los que debieron apoyarlo en Santo Domingo. Algo semejante ocurre en estos momentos.
Hipólito Mejía, candidato del PRD, ha tenido que dirigirse al FMI, al BID, al BM y a la UE para alertar sobre el uso que con fines electoreros Leonel le daría a los dineros que facilitan esos organismos al país. Mientras, la dirigencia del partido no se da por enterada, y los farsantes de Finjus y Participación Ciudadana, no asumen su responsabilidad.
Al contrario, la cúpula perredeísta parece estar empeñada en aportar las voces más altas en el fraudulento coro de la Junta Central Electoral, dirigido personalmente por su presidente Roberto Rosario, quien propició la crisis en el centro de cómputos que ahora niega sin rubor, a sabiendas de que está cumpliendo “a pie juntilla” con la encomienda.
De Rosario se alega que dijo en intimidad: “Si la diferencia es menor a diez puntos porcentuales, no sé quien va declarar ganador a Hipólito”. De ser cierta la confidencia, sólo hay que aplicar el aforismo jurídico tan repetido por lo útil en la conclusión de un juicio. Diferente a los cretinos, yo sí creo que debo externar de forma íntegra mi parecer sobre algo que considero claro.
Si el magistrado Roberto Rosario se respeta,ante los cuestionamientos suscitados, sobre todo el atinente al Centro de Cómputos, debe inhibirse. Si se respeta…"


Buscar este blog

PELANDO EL PLATANO

Páginas vistas en total

CLAVE digital :: Principales