miércoles, 23 de febrero de 2011

"La violencia de las dictaduras siempre se enzaña contra el débil"

Económica: Autor del Bloggerr/Tomás E. Montás

Sacamos malas
notas en Davos

(En un artículo periodístico que circula en la web, escrito por el economista e historiador dominicano Bernardo Vega, éste asegura que "cien países tratan mejor a la inversión extranjera que nosotros").

"Nuestro Presidente estuvo en Davos, Suiza, cuando se dio a conocer allí la versión del 2010-2011 del Índice Global de Competitividad, el cual mide, para 139 países, lo competitivo que es cada uno de ellos en cuanto a estimular la inversión privada. Durante otro año más en esa prueba nos hemos quemado y, en esta ocasión, Leonel Fernández fue testigo del hecho.


Entre los 139 países quedamos en el puesto 101, es decir, que 100 países tratan mejor a la inversión que nosotros y sólo 38 lo hacen peor. Más aun, en el índice del 2009-2010 estuvimos en el puesto 95 por lo que hemos bajado seis escaños.

Los únicos países de América Latina y el Caribe peores que nosotros en este índice lo son Ecuador, Bolivia, Guyana, Nicaragua, Paraguay, Venezuela y Haití. Mejor que nosotros aparecen todos los centroamericanos, excepto Nicaragua y todos los del Caribe angloparlante, sacando a Guyana. Países africanos que sacaron mejores notas que nosotros fueron: Namibia, Botswana, Ruanda, Marruecos y hasta Libia.

El Foro Económico Mundial de Davos pide opiniones al sector privado local y a las grandes compañías del mundo sobre el ambiente existente en cada país para la inversión privada.

Entre las áreas en que quedamos peor se pueden citar el favoritismo evidente en las decisiones de funcionarios públicos (léase corrupción), la falta de ética y la corrupción en la administración de los fondos públicos; la falta de confianza del público en los políticos, el mal uso y la prodigalidad en el gasto público, el crimen organizado y la falta de confianza en los servicios de la policía.

Donde apenas tenemos algunas “ventajas” es en el costo del terrorismo para los empresarios, la eficacia de las juntas directivas de las empresas privadas, la fortaleza de la protección a los inversionistas (léase no expropiaciones) y la calidad de nuestras carreteras.

En nuestro país se idolatra al dios PIB. Si crece todo va bien. Es tiempo de que tratemos de mejorar los indicadores confeccionados en Davos. ¿Cómo puede estimularse la inversión privada, local o extranjera, con indicadores tan malos?

Algunos alegan que el inversionista criollo, el “aplatanado”, sabe cómo repartir plata para evitar los problemas que les crean los empleados públicos, pero quien termina pagando ese dinero de la corrupción lo es el consumidor, a través de costos más altos que se reflejan en precios de venta más elevados.

Ese es “el costo de poder hacer negocios” en el país y que nos coloca como el octavo con peor ambiente de inversión en América Latina y el Caribe.
¿Qué ganamos con discursos elocuentes de nuestro presidente en el extranjero invitando a invertir en el país cuando los indicadores de Davos, que consultan esos inversionistas, muestran lo difícil que es nuestro ambiente?

Si tan sólo pudiéramos aparecer en esos indicadores al mismo nivel que Chile, Puerto Rico, Panamá, Costa Rica, Brasil, Uruguay, Colombia y Perú, nuestro PIB crecería aun más por la confianza de los inversionistas. ¿Cómo es posible que un inversionista encuentre mejor ambiente para invertir en El Salvador, Guatemala y Honduras que en el nuestro? ¿Qué puede hacer nuestro Centro de Exportación e Inversión (CEI-RD), encabezado por Eddy Martínez, para promover la inversión ante indicadores de esta naturaleza?

La corrupción entre nuestros políticos y su descrédito, el mal uso del gasto público, etcétera, tienen entre sus altísimos costos para nuestro país el hecho de que desestimulan la inversión.

El gobierno debe ponerse como meta el que saquemos mejores notas en Davos. Si lo quiere hacer lo puede lograr, aunque eso tendría un alto costo político para el partido en el poder, pues reduciría el clientelismo y la corrupción. El dios PIB es un falso dios, pues sin inversión éste se cae. Concentrémonos en los indicadores de Davos".
http:hipicosas.blogspot.com/

Buscar este blog

PELANDO EL PLATANO

Páginas vistas en total

CLAVE digital :: Principales