viernes, 21 de octubre de 2011

La mentira tiene presente, pero no tiene futuro. La verdad es como el agua, se aclara sola...

Política: Autor del Blogger/Tomás E. Montás

 Hipólito Mejía está
 como pez en el agua
                                                    
 ("ORLANDO DICE" es una columna periodística muy recurrida que escribe, en el periódico Listin Diario, el periodista, ducho analista político,  Orlando Gil 
orlandogil@codetel.net.do quien reseña una entrevista televisiva al candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) puntos de vistas que se insertan en este Blogger por su interés general)


EL CAN.- Quienes quisieran comprobar lo dicho por esta columna de que Hipólito Mejía anda sin el corsé de antes, suelto y libre como el viento, tuvieron la oportunidad el pasado miércoles en la tarde. El candidato del PRD compareció al programa de Juan Cadena por el canal 19 y fue un gozo nacional. Los televidentes habituales llamaron a los ocasionales y se creó una red que incluyó a los programas interactivos, a los cuales llamaba la gente para dar cuenta de sus pronunciamientos. O manifestarse a favor y en contra. 
Mejía estuvo como pez en agua limpia, y hablaba como si fuera en la sala de su casa, animoso y dueño del escenario. Fue como una práctica de bateo: le tiró a todo y a todo le dio con fuerza, como si fuera Robinson Canó en el pasado Derby de Jonrones. Muchos lo critican o se ofenden con esa forma desmañada, pero ese es el Hipólito Mejía que estableció un liderazgo que le permitió ganar la convención de su partido y las elecciones nacionales del 2000. El mismo que de ras del suelo se levantó y recuperó espacios que otros tenían como propio...
TE DECÍA.- Muchos se están frotando las manos y reconociéndose como expertos en Mejía. “Yo te lo decía que él no aguantaba ese control por mucho tiempo y que al final iba a hacer lo que se le viniera en ganas”, como si la recuperación de su temperamento atípico fuera una rebeldía y no un movimiento natural de reajuste en la campaña. Algo concebido con lógica y aplicado con voluntad, de mutuo acuerdo con sus asesores. Mejía es libre de decidir cómo golpea la pelota, si con los pies como en el fútbol, o con las manos como en el voleibol, o con un bate como en el béisbol. Sus oponentes tienen igual derecho para interpretar esos cambios de juego o en el juego. Pero deben tratar de no equivocarse, pues hubo quienes se equivocaron en el pasado reciente y pagaron las consecuencias. Cuando reapareció en esta última etapa, sus compañeros del PRD quisieron descalificarlo recordando en Youtube sus salidas más famosas. Bien, el resultado fue todo lo contrario. Era agua pasada que ya no hacía daño, pero sobre todo eran ocurrencias que movían a risa de gozo o sonrisa de compasión. El relajo de Llegó Papá es la mejor prueba...
IGUAL.- Lo mismo podría estar ocurriendo con la sociedad civil, que se resiente por la forma cerrada como en las cámaras legislativas fue conocido el Presupuesto del 2012. Los peledeístas están actuando a una, y aunque se produce una que otra disidencia, impera el sentido de partido. La calle quiere imponer su clamor, y quiere hacerlo en medio de una campaña electoral, sabiendo que sus luchas benefician al candidato de la oposición. Si el gobierno concede ahora, pierde la batalla. La administración no será eficiente en la aplicación de sus políticas, o estas no son tan efectivas como se proclama, pero sí es eficiente y efectiva en conocer los propósitos ocultos de quienes promueven las actuales consignas. Las autoridades no son tan tontas para no darse cuenta de que los muchachos no son más que una mampara, e igual los llamados líderes de opinión, o las divas de la televisión. No hay un espíritu de la calle, incluso sus afanes fueron anteriores al movimiento universal de los indignados. Como se dice de antiguo y se repite ahora: Este es un pueblo chiquito en que todos se conocen...
UNO SOLO.- Ese es el punto a tener en cuenta. Como los peledeístas han podido unirse sin que se haga distinción entre los mansos y los cimarrones, los buenos y los malos, como si en esa familia todos fueran blancos o todos fueran negros. Danilo Medina nunca se dejó intrigar y reiteró que sería candidato de todo el partido. Que es lo que se comprueba ahora. Si hay recelos, están muy ocultos. La acción primera del Senado y la segunda de la Cámara de Diputados es la mejor afirmación. No es verdad que todos los senadores y diputados del PLD estaban de acuerdo con ese presupuesto. Pero objetar esta o la otra partida, o apropiar recursos para este o el otro sector, era dar cancha a la calle y afilar cuchilla para su propia garganta. Si los clamores del cuatro por ciento para la educación, o el cinco por ciento para la UASD, o el diez por ciento para los ayuntamientos, o el dos coma cuatro por ciento para la justicia, se hubieran impuesto, Medina y el PLD no tendrían nada que buscar en las elecciones del año que viene. Dar un solo golpe duro y contundente era quebrar los brazos del movimiento. Ahora solo les queda llorar ante la leche derramada...
Santo Domingo, R.D., viernes, 21 de octubre de 2011. 
http://www.presenciadigitalrd.blogspot.com/opinion/2011/10/21/




http://hipicosas.blogspot.com/


Buscar este blog

PELANDO EL PLATANO

Páginas vistas en total

CLAVE digital :: Principales